Archivo de la etiqueta: reportaje

Reportaje: seis días en Rotterdam

De vuelta a Holanda!

Antes de irme, tenía muchas ganas: nunca había conocido a la segunda ciudad de Holanda; todo el imagen de la carrera, bien currado por lxs chicxs de Soigneur, da la movida una pinta muy buena; sabía que los equipos iban a luchar hasta la última noche.

Mucha ilusión, hasta el momento en que miré la previsión de tiempo:

rotterdam_tiempo

… y me dí cuenta de que iba muy lejos de casa. Pero bueno, si a Roma vas, como vieres haz, así que lo primero que hice al llegar fue alquiler una bici. Mentira: lo primero que hice fue flipar por la arquitectura moderna. Hasta la estación de trenes:

IMG_3639

Una buena manera de distraerme del frio. Aunque, claro, en Holanda la gente va en bici sin guantes y gorros en pleno invierno, y después dejan las máquinas en una aparcabicis de dos plantas hasta que queda llena:

IMG_3688

(Aviso: eso no será la última foto de un aparcabicis.)

Pero bueno, no tenía mucho tiempo para dar vueltas por la ciudad – aunque vale la pena – porque tenía que ver una carrera. No pensaba que me esperaban, pero resulta que sí:

IMG_5523

(El señor de la campana.)

Empezamos con la presentación de equipo – ojalá que fuera la discoteca que parece, pero por lo menos sabemos por que mola tanto los colores fluo del pelotón.

teampres

(Pon tu propia banda sonora aquí.)

Y, con un cañonazo, empieza la noche!

IMG_6196

(¿Qué cara pones tu cuando disparas una arma de fuego?)

Como todas las carreras de seis días, había competicion con derny:

IMG_6301

(“El GPS dice izquierda en 50 metros.”)

Para tapar un poco el ruido de los derny, subieron al escenario The Kik, un grupo holandés rollo sesentera. Muy guay, escuchar un grupo poner los puntos de exclamación a la carrera!

thekik

(Viva Nederbiet! Más aquí.)

Y, después les tocó a los esprinters. Seguro que el descanso, aunque era corto, iba bien a los otros corredores. Primero había keirin:

keirinlinea

Después de ocho vueltas, el moto deja la pista y los corredores hacen un esprint para dos vueltas más.

finish

Y, después, iban uno contra uno, puntuando para su equipo (era holanda contra grecia):

keirinfinish

El evento principal, claro, es la americana:

IMG_5586

(Andreas Graf & Andreas Müller)

Después de acabar el primer día 1º, los daneses Mørkøv y Rasmussen perdieron dos vueltas la seguna noche. A pesar de estar siempre delante, la semana pasó con los equipos de Ketele/de Buyst y Keisse/Terpstra cambiando de líder, hasta el último día, cuando, lamentablemente, de Ketele cayó enfermo, y tenía que abandonar antes del último día.

Una pena, pero la última americana fue buenissimo, con los tres mejores equipos (Keisse/Terpstra, Mørkøv/Rasmussen, y Muntaner/Torres) luchando a saco para ganar vueltas. Keisse y Terpstra dieron todo, cubriendo todos los ataques de los otros – yo perdí la cuenta después de ocho – y, con un contraataque en el momento justo, sacaron dos vueltas para ponerles la puntilla.

Así acabó, con los cracks Keisse y Terpstra ganando por la tercera vez los seis días de Rotterdam:

IMG_6506

Aquí tienes más fotos en Flickr.

Anuncios

Grenoble report

Ya que este post llega un poco tarde, pero si tu estuvieras aquí, bebiendo Chartreuse y pedaleando entre las montañas, tampoco tendrías ganas de sentarte en frente de una pantalla para publicar fotos borrosas y bromas malas:

IMG_3165

En Barna, decimos que hay montaña, pero aquí es otra cosa completamente distinta. La ciudad está rodeada por los Alpes; mires donde mires, tienes una montaña en la cara. Estuve aquí hace un año, pero se me olvidó lo bonito que es.

La Chartreuse, también, es bien fuerte. Hecho por monjes en un pueblo circano, ese licor tiene 45 grados. Para mí, el sabor es demasiado dulce, y la textura demasiado melosa. Pero hay que reconocer que cualquier cosa con 45 grados te da (eh, me da) bastante inspiración. Pero cuidado: si tomas más que uno, mejor perder tu móvil antes de empezar a llamar a todxs lxs amantes. A mí no me pasó ni una cosa ni la otra, pero todavía hay tiempo, que no me largo de aquí hasta la noche.

Pero había venido (también, jaja) a ver una carrera de bicis. Bueno, los 3 Jours de Grenoble es un espectáculo impresionante. No había un DJ, sino un grupo que toca toda la música de la noche. ¿Querrías escuchar la presentación de equipos? Aquí está, en vivo, con el eco y todo!

En la grabación, escuchas la pistola del comienzo de un puntuación individual. En seguida empieza la noche! Así que os dejo unas fotos de la famosa Americana (no, ella no):

IMG 5224

IMG 5194

IMG 5195

 

Pero Grenoble es un espectáculo. La máquina de humo se prende a las seis de la tarde para que todo este listo para los acróbatas:

IMG_5379

Y bailarinas, aunque me tendrás que creer que son bailarinas, no una despedida de solteras:

IMG_5563

(Sí, fue un baile que respetó la cultura y historia nativoamericana.)

Y los sprinters! Cosa que moló bastante: aparte de los equipos de Americana, también habían siete sprinters que competía cada noche, y iban puntuando.

Para las pruebas de velocidad, hay que escoger número para determinar el orden de salida:

Pick a card...

Y a correr! Bueno, a mirar, que nadie quiere ir primero, ya que es más fácil ganar des de atrás, para sorprender el otro con una golpe de velocidad.

IMG_5526

(Da miedo tener el campeón del mundo detrás tuyo.)

Así que pasaron la primera de las tres vueltas mirándose, yendo más y más rápido, hasta que suena la campana de la última vuelta, y a tope:

IMG_5176

Igual, lo más curioso, era la competición “No Limit,” que, según la programa, se inventó en Grenoble. Suena muy bien, la prueba no limit, pero resulta que no era más que un trackstand:

The trackstand

(Numero 5, fuera!… mejor photo aquí.)

Aparte de la gracia de ver los sprinters compitiendo para ver quién puede quedar parado más tiempo (una pequeña ironía, ya que pasan muchas horas entrenando para conseguir la mayor velocidad posible), me extrañó ver unos profesionales en una prueba que conocí yo por haber pasado tiempo con mensajeros borrachos. Pero la verdad es que la atmósfera colegial y festiva fue muy chula. Al final, Pervis y Baugé empezaron a tocarse los hombros, dándole uno a otro a ver si podían hacer que el otro cayera. Como se puede imaginar, los dos cayeron juntos, y ganó Maximilian Levy.

Sí, todo el mundo lo estaba pasando bien, en un momento los niños se pusieron al lado de la valla para dar high-fives a los corredores:

IMG 5583

(‘Que bien jugado, campeón!’)

Pero lo mejor fue los corredores animando los espectadores antes de la última carrera, haciendo “the wave”:

IMG 5559

(Por eso se llama “La americana.”)

Y así la noche acabó: demasiado temprano, con la banda tocando el can-can, y con la melancolía de haber visto algo que, probablemente, no pasará otra vez. Gracias, Gre’, fue muy bonito!